LA SEDO RECOMIENDA A LA POBLACIÓN QUE LLEVEN A SUS HIJOS AL ORTODONCISTA - Clínica Dental Esther Cano

La Sociedad Española de Ortodoncia y Ortopedia Dentofacial (SEDO) recuerda que los niños que han cumplido los seis años deben acudir en este periodo a su primera revisión de ortodoncia. Ya que una detección precoz de las maloclusiones a esa edad tiene una solución mucho más sencilla que si se tratan en la edad adulta.

El momento de la primera revisión no está marcado al azar, sino que a esa edad se suele producir el llamado segundo levantamiento oclusal, y es importante que un especialista se asegure de que todo va bien para que, más adelante, en torno a los 12 años, aproximadamente, los dientes encajen bien cuando salgan los segundos molares permanentes.

Cuando salen los primeros molares de leche, llega un momento en que entran en contacto los superiores con los inferiores y ahí se crea un engranaje que no existía previamente apareciendo la oclusión. Este primer contacto entre molares temporales es lo que se llama primer levantamiento oclusal.

El segundo levantamiento oclusal se produce en torno a los seis años, cuando hacen contacto entre sí los primeros molares permanentes. La erupción de los primeros molares definitivos es fundamental, pues sirven de guía para la colocación de los de faltan por salir. Los molares y caninos temporales reservan el espacio en el que después deberán estar los caninos y premolares definitivos. Los temporales son más grandes que los permanentes, y esta diferencia crea un espacio que es necesario conservar. Por esos es tan importante también que esos primeros molares definitivos que salen en torno a los seis años se mantengan sanos.