FLÚOR: EL GRAN ALIADO - Clínica Dental Esther Cano

FLÚOR

El flúor es sin duda uno de los grandes aliados de la salud bucodental. Todos los estudios avalan que el flúor es una de las medidas más eficaces para prevenir la caries y desde mediados de los años 50 del siglo pasado se ha ido incorporando en numerosos productos dentales.

Aunque existe algún detractor, no hay nada que evidencie que el flúor produzca daño. Eso sí, siempre debe utilizarse en las dosis indicadas en odontología. ¿Quieres saber más sobre este gran aliado?

ES BUENO A CUALQUIER EDAD: desde el bebe hasta el adulto se benefician de sus efectos sobre los dientes. Los fortalece y dificulta la acción de los ácidos.

DE CUALQUIER FORMA: La acción combinada del flúor procedente de las pastas dentífricas unida a la del flúor del agua de bebida y aplicaciones periódicas profesionales, dan una alta protección.

EN PASTAS DENTÍFRICAS: El cepillado con pasta fluorada, al menos, 2 veces al día es el método preventivo más eficaz frente a la caries.

EN LA CANTIDAD ADECUADA: Hasta los 3 años, la cantidad recomendada es la equivalente a un grano de arroz. De los 3 a los 6 años se aumenta al tamaño de un guisante y a partir de esa edad a la de un garbanzo.

APLICADO POR EL PROFESIONAL: El dentista tiene varias opciones para aplicar flúor. El barniz es el más eficaz y su aplicación reduce el riesgo de caries.

PROTEGE Y REFUERZA: El flúor es fundamental para contrarrestar la acción de las bacterias y disminuir la desmineralización del esmalte debida a os ácidos producidos por los azúcares. También ayuda a remineralizar el diente captando el calcio y el fosfato de la saliva.