¿El consumo de alimentos y bebidas frías o calientes te provoca un dental dolor agudo? Si sufres sensibilidad ante el contacto de ciertos estímulos externos, consúltanos. A través de unas correctas instrucciones te ayudaremos a que esta desagradable molestia evolucione.

¿Cómo prevenir la sensibilidad dental?

El Consejo General de Dentistas comparte unas interesantes pautas.

Las causas que pueden originar sensibilidad dental pueden ser mecánicas o químicas. Entre las primeras, las más comunes son el cepillado demasiado agresivo con un cepillo de cerdas duras y una técnica inadecuada. Por otro lado, el bruxismo o una mala oclusión también provocan el desgaste del esmalte de los dientes.

En cuanto a las causas químicas, es importante recordar que las bebidas carbonatadas con pH ácido erosionan el esmalte, por lo que es recomendable reducir su consumo. Finalmente, una causa relativamente frecuente de la sensibilidad dental es la enfermedad periodontal, porque al producirse una recesión de la encía queda una parte de la raíz expuesta al medio bucal.

Por lo tanto, la gran mayoría de las sensibilidades dentarias podrían prevenirse mediante 3 consejos básicos:

  • Usando una técnica de cepillado adecuada y siempre con un cepillo de cerdas blandas o de dureza media, nunca de cerdas duras. Es muy importante dejar transcurrir unos 20-30 minutos para cepillarnos los dientes si previamente hemos tomado ácidos o dulces.
  • Evitando el consumo de bebidas carbonatadas.
  • Visitar periódicamente al dentista para evitar la enfermedad periodontal y las retracciones gingivales.
Abrir chat